“Mi auto, mi historia”: tu anécdota te puede hacer ganar premios

Las personas que, además de cuidar su auto y tener un gran vínculo emocional con él, al momento de circular respetan los límites de velocidad, usan las direccionales para dar vuelta, en semáforo amarillo se detienen en lugar de acelerar, hacen caso a los discos de señalización, conocen los lineamientos del reglamento de tránsito y están al pendiente de la manera de conducir de los demás para evitar accidentes (a lo que se le conoce como “manejo a la defensiva”), más que buenos ciudadanos al volante, son unos héroes, pues ayudan a que tanto peatones como otros automovilistas estén seguros por las calles al evitar siniestros con su actuar cotidiano.

More …