¿Cuál es el verdadero trabajo de un ajustador?

El trabajo de un ajustador ha evolucionado con el avance de la tecnología: Edgar Luna avisa vía radio digital que está listo para iniciar su jornada, luego en su tablet localiza el lugar del accidente y sigue las instrucciones de voz para llegar rápidamente.

“¿Se encuentra bien?” es la primera pregunta que hace al asegurado, ya que su labor es auxiliar a las personas en situaciones difíciles.

“Están vulnerables y, en ocasiones, molestos, por lo que es importante transmitirles confianza y la seguridad de que estamos ahí para ayudarlos”, comenta Edgar, ajustador de Quálitas.

En su jornada laboral, los ajustadores atienden en promedio entre 6 y 7 incidentes. La gran mayoría son alcances menores que se resuelven rápidamente en un periodo de 30 a 45 minutos, sin embargo, hay otros más complicados que pueden llevar todo el día.

“La capacitación hace la diferencia para lograr los estándares de calidad que Quálitas exige”, explica.

“Proporcionar un servicio de excelencia al cliente debe ser prioridad para todos los que nos dedicamos a esta labor”.

Tras 17 años de trabajar con nosotros (3 en cabina y 14 como ajustador), Edgar ha visto cómo ha cambiado su profesión: antes era necesario tomar fotografías con una cámara digital y al final de la jornada descargarlas en la computadora para enviarlas a cabina. Ahora se mandan al momento desde una tablet, y captura los datos en su equipo electrónico.

Además, se revisan las condiciones de la póliza en tiempo real (vigencia, coberturas, datos del asegurado) desde el dispositivo móvil y con una impresora portátil se obtienen los documentos a firmar.

“Siempre recomiendo a los asegurados descargar la app para teléfonos inteligentes Q Móvil, ya que pueden reportar un siniestro con un solo clic y seguir al ajustador en un mapa”.

Para Edgar es muy importante que el asegurado conozca las condiciones de su póliza: “Acercarse a un agente, leer los folletos o ingresar a nuestra página web para entender las diversas coberturas y seleccionar la que más le convenga,” aconseja.

“En ocasiones nos contactan por robos parciales, como espejos o rines, y desafortunadamente no podemos indemnizarlos, ya que no cuentan con la Cobertura de Robo Parcial y el cliente no lo sabía”.

Al finalizar su jornada laboral, él siente la satisfacción de apoyar a los asegurados de Quálitas en momentos difíciles y la tranquilidad de formar parte de una compañía cuyos estándares de calidad le permiten ofrecen el mejor servicio del mercado.

About author

Author
qualitas_root

Déjanos un comentario